La historia del futuro


Los tiempos de Urantia 4 (del año 2200 al 2521 DMN) podrían ser considerados la cúspide de la civilización humana.

Cuando terminó la 4ta guerra mundial el planeta quedó tan destruido que nos llevó 100 años para curar las heridas y restaurar de nuevo a la humanidad. A dicho periodo – del año 2200 al 2300 DMN – se le suele llamar ‘El Nue vo Renacimiento’. Durante todo ese tiempo se refundaron las instituciones, se restauró el medio ambiente y se luchó por repoblar el planeta hasta niveles sustentables. Esto último fue un gran logro de los humanos de aquellos años (llamados los ‘Nuevos Renacentistas’), ya que después de la 4ta guerra los sobrevivientes no llegaban a los 2 millones. La gran cantidad de radioactividad y de partículas dañinas que fueron generadas por las armas de destrucción masiva empleadas en la 4ta guerra dañaron profundamente el plasma vital de vuestra especie volviendo a todos los seres humanos ‘estériles de nacimiento’, de ahí que la repoblación fue un factor de supervivencia determinante en aquellos días.

Prácticamente todos los seres humanos nacidos después  de la cuarta guerra han sido creados utilizando técnicas avanzadas de clonación, debido a esto y a pesar de que han pasado cientos de años, la edad  de mortalidad promedio es de 20 años.  Solo unos pocos cientos de seres humanos han logrado reproducirse de manera tradicional o con reproducción asistida y son ellos los que viven un poco más (hasta los 25 años). Por lo tanto  se podría decir que Urantia 4 fue un mundo habitado, gobernado y administrado por niños. 
Pese a todos los esfuerzos y al uso de todos los recursos técnicos que se tenían a la mano no fue posible elevar la cantidad de años de vida promedio de la raza humana. Su genoma había sido tan dañado y los científicos vivían tan poco que (aún contando con máquinas avanzadas como yo por ejemplo) no había suficiente tiempo para hacer las pruebas y estudios a largo plazo, necesarios para tener éxito en la cura de este mal.  
Pero también había otros factores, la humanidad aprendió a vivir con esa limitante de edad. 20 años de vida pueden parecer muy poco para los habitantes de Urantia 2 o Urantia 3, pero cuando se viven intensamente y sin perder el tiempo en banalidades son más que suficientes.  
Así fue entonces que los nuevos renacentistas eran en su mayoría niños y adolecentes quienes luchaban intensamente por salir adelante en un mundo hostil y vaya que lo lograron.
Después del año 2300 llegó otro periodo de 100 años en que se dedicaron todos los esfuerzos para la exploración del espacio. A esta nueva era se le conoce como ‘La edad de la exploración’.
 

Deja un comentario